sábado, 5 de noviembre de 2016

El psicótico vive en el temor del desmoronamiento (del que las diferentes psicosis no serían más que defensas). Pero “el temor clínico al desmoronamiento es el temor a un desmoronamiento que ha sido ya experimentado (primitive agony) (…) y hay momentos en que un paciente tiene necesidad de que se le diga que el desmoronamiento cuyo temor mina su vida ha ocurrido ya”. Lo mismo, al parecer, es válido para la angustia de amor: es el temor de un duelo que ya se ha verificado, desde el origen del amor, desde el momento en que ha sido raptado. Sería necesario que alguien pudiera decirme: “No estés más angustiado, ya lo (a) has perdido”.



Winnicott citado por Barthes en ''Fragmentos de un discurso amoroso'' (1977)

No hay comentarios:

Publicar un comentario