sábado, 12 de marzo de 2016

más lindo que el oso

Este texto no es mío. 
Intento desahogarme un poco, aunque no me encuentro ahogada. Pienso, ¿por qué (te) escribo esto, entonces?
Porque no puedo hablarte, no puedo decirte nada. Ni lo que quiero, ni lo que no quiero. Ni que me gustás, ni que te odio. 
Ni que hoy vi un oso gigante y pensé qué lindo, pero más lindo debe ser que te lo regale la persona que te vuelve loca. Y ahí una escena se proyectó en mi cabeza. Vos y el oso. Más lindo vos que el oso, por supuesto.
Este texto no es mío, porque es tuyo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario