sábado, 2 de enero de 2016

este pibe

Sábado, 11 de la noche. Hace un rato decidí que hoy no salía. Hoy me quedo en casa, con la notebook reparada, y todas esas frases o ganas de plasmar un sentimiento en el blog cuando no la tenía parecen desaparecer.
Hoy no salgo, hoy pienso. En realidad, estoy escribiendo porque escribir me ayuda con la tarea de pensar. Nunca pienso porque requiere juzgar mis actos. No los pienso, no mucho.
Generalmente se me viene a la cabeza un ''me mandé una cagada'', ''ya no soy la de antes'' ''no puedo volver a ser la de antes'' ''¿quién mierda soy?'' ''¿qué mierda me gusta?'' ''¿dónde encajo y dónde quiero encajar?''
Sábado, 11:15 de la noche. Sigo sin querer pensar mucho. Sé que quiero estar con ese pibe, sé que me muero por estar con ese pibe, sé que todos los demás son basura, pero... estar con ese pibe no es fácil. No me mira con los ojos enamorados, no se va a enamorar de mis celos o de mi histeria, o del pocito que se me hace en el cachete al sonreír, no porque eso pase solamente en las películas, no porque sea una más del montón, ese montón no estoy segura de cuántas está formado, en fin, no porque es una fantasía imposible, sino porque esa mirada se da en otro contexto, hablando mucho, de muchas cosas, y nosotros no lo hacemos. Lo que sé de él es porque lo stalkeo, y él, como no me stalkea, no sabe nada de mí. Tampoco quiere saberlo.
¿Y por qué me gusta este pibe? O también ¿qué me gusta de él? Me gusta su cara, lo cual me hace sentir un poco superficial hasta que me acuerdo que me gustan sus tuits políticos, y también el amor que le tiene a su equipo de fútbol aunque creo que es una mentira para justificar que me gusta mucho su cara. Su cuerpo, su seriedad para hablar, su seriedad ante la vida, esa seriedad que se desvanece conmigo aunque me gustaría que permanezca. Cómo me gusta este pibe. Qué celosa estoy.
Y no sé cómo hacer para que me mires como te miro, o quieras saber más de mi como yo de vos.
No seríamos una pareja muy pareja, porque vos sos muy lindo, y no es que me tire abajo, sos muy lindo.
Quiero vivir con vos secuencias como una siesta abrazados, que veas un partido de tu equipo de fútbol en mi cama mientras te cebo tereré y estamos con el aire, porque esto sucede en verano.
Que vayamos a un parque, que nuestra marca sea tomar tererés juntos. Pasar mucho tiempo en la cama, conocer las familias de los otros, presentarte y que les caigas bien.
Que me des un beso en el hombro y me acomodes un mechón. Sentarme arriba tuyo mirándote y que me agarres de la cara para darme un beso. Que veamos películas juntos, secuestrarte y tenerte muchos días consecutivos conmigo, sacarnos fotos y subirlas a nuestros respectivos instagram, saber que no me estás engañando con nadie, porque me querés, y que sepas que no te estoy engañando con nadie porque te quiero. Qué utopía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario