sábado, 28 de marzo de 2015

¡Oh, mi amor! Todo el mundo sale del agua.
y, tal vez, sabio es el que riega la pequeña flor. 
Nunca te traiciones, sigue tu camino. 
mírate al espejo, donde nadie mira
date media vuelta antes del fracaso. 
apretá los dientes, cambia tu destino.  

Lisandro Aristimuño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario