lunes, 30 de marzo de 2015

La cruz que cargás en la espalda, podés una vez, dejarla caer.
Las pelotas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario