sábado, 28 de febrero de 2015

obviando detalles

la inspiración que no llega
todo el tiempo pensando
la cabeza se llena
casi nunca hablando

el silencio, un alimento
tu mirada, un agravio
por qué si yo no tengo ganas
de hablar en este momento

pensé mucho esta semana
pensé mucho la existencia
y no llegué a nada
y no hay consistencia

y ahora lagrimeo
porque ayer reí mucho
no puedo, no te escucho
no quiero, no te veo

y ahora estoy eufórica
hoy no hay odio
porque ayer
porque anteayer
se fueron los demonios

yo no le explico a nadie
no te explico a vos
debe ser por pensar
y concluír

y concluyendo esta poesía
con o sin arte
acabo de contarte
mucho de mi vida

No hay comentarios:

Publicar un comentario