miércoles, 7 de enero de 2015

una paja

A veces me enrosco sola, saco conclusiones, me analizo y vuelvo a caer en el mismo pozo, previo a pisar la misma piedra. No sé qué onda esa necesidad de tener a alguien en quien apoyarme, alguien con quien compartir ciertos gustos, flashear poder pasar los momentos que siempre quise pasar con una persona, pero termino concluyendo en que vivo idealizando esa persona, que capaz nunca llegue.
De repente me pinta la autosuficiente y no necesito más que mis auriculares, mis ideas, mis libros y mi orgullo para sobrevivir equilibradamente, pero puede pasar que una noche, en un aleatorio absurdo, una canción bien romanticona me reviva los sentimientos que creía muertos, las necesidades que estaban dormidas. Ahí cagué, porque vuelvo al pasado, retrocedo a un capítulo que ya habías cerrado, no sé qué pienso pero creo que imagino que retornando a esa persona con la que soñé y no llegué a cumplir mis metas tal vez pueda terminar lo que ya terminó (aunque el final no haya sido feliz, o no me haya satisfecho) no sé, o tal vez es una necesidad de una ilusión. Es una paja.

1 comentario:

  1. Jajajaja, me encanto el texto, me hizo reir como terminas con un " Es una paja".
    Todo pasamos por estos momentos, y yo creo que somos nosotros mismos los que creamos la personalidad del otro, y que somos nosotros quienes queremos creer que esa persona actue como nosotros queremos, pero en realdidad solo estamos esperando que sea de esa forma, cuando en verdad termina siendo de otra.

    ResponderEliminar