lunes, 17 de noviembre de 2014

hacerse el boludo

Hay un mal que es una constante amenaza para la vida social. En realidad, es un tipo de persona, o una característica de algunos individuos, una propiedad que considero peor que muchas cosas malas.
Estoy hablando de la gente que ''se hace la boluda''.
Todos nos hacemos un poco los boludos, a veces es necesario, pero cuando se adopta como hábito esto puede ser insalubre.

 Lo/a mirás a la cara, te mira a la cara, te sincerizás, se hace el/la boludo/a.
 Te debe algo, se hace el/la boludo/a.
 En realidad le caés pésimo, pero se hace el/la boludo/a.
 Te ve que necesitás algo en lo que te puede dar una mano pero... se hace el/la boludo/a.

En muchos casos creo que la gente actúa así por la desconfianza que adoptamos todos contra todos, y eso es algo mucho más profundo para hablar ¿por qué nos cagamos tanto en todo?
De todas maneras, si ves a alguien que se hace el boludo: alejate. No sirve de nada, es un auto sin ruedas, no te lleva a ninguna parte, no progresás, te estancás, te da bronca, impotencia, ira, pena, y todo se soluciona, porque terminamos aceptando (queriendo aceptar) que es una acción sin culpa, que lo hace ingenuamente, cuando en realidad lo viene haciendo hace tiempo, y siempre culmina todo en lo mismo, siempre igual, se vive haciendo el boludo. No te engañes, avanzá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario