domingo, 20 de julio de 2014

cosas y gente que contaminan

No hay que esperar las cosas. La onda es más o menos así: vos esperás, y esperás, y esperás, y seguís esperando por algo que nunca sucede, te cansás, desistís, o por lo menos no le dedicás tiempo para pensarlo, y LLEGA. Es mágico, pero es rebuscado. Uno tiene sentimientos, tiene ilusiones, y yo, por ejemplo, ahora estoy esperando que me llegue un mensaje de este pibe. No llega. Siempre me pasa igual, espero, espero, espero, me olvido, de repente aparece un wpp de él. Obsesionarse ya sea con un mensajito, con cualquier cosa o persona es insano, no está bueno. Yo creo que cada uno tiene que armar su vida haciendo las cosas que le hacen feliz sin depender de nadie. Ser autónomos, así quiero ser yo, independiente, libre, liberal, autártica te diría. Dije que así QUIERO serlo, no que PUEDO serlo. A veces me sale del interior una chica free, sin compromisos mayores, feliz con lo que se va dando, con el único amor en vista a la naturaleza, a mi propia vida. Yo me valoro mucho, y me tengo fe, me genera diversos sentimientos que van desde la pena hasta la bronca la gente arrastrada que va diciendo por la vida ''yo no soy nadie sin ella'' ''sin él no puedo seguir, era mi vida'', tipo QUÉ ONDA FLACO/A TENÉS UNA VIDA PROPIA APROVECHALA NO VIVAS A TRAVÉS DE ALGUIEN. Mucha gente utiliza a personas como ''cargadores'', así como los celulares dependen de los cargadores para funcionar, la gente depende de otra gente para seguir feliz... o viva, o no sé, la mente se los pide. Obvio que todos dependemos de relacionarnos, pero en mi caso vendría a ser hasta ahí, (a veces) tengo este poco y me parece bien, no porque no pueda tenerlo todo, sino porque no quiero, no me agrada la dependencia. Veo la gente que se deja ultrajar, maltratar y se me mezclan los sentimientos.
Listo, voy en busca de la paz mental. Estoy bien así. La idea es rodearse de gente que a uno le hace bien, que no sea tóxica, y hoy en día todos tenemos gente alcalina a nuestro alrededor, nosotros mismos llegamos a contaminar. Pero uno mismo es uno mismo, quizás si fuese otra persona no me bancaría pero como yo soy yo, y convivo conmigo y mi personalidad zigzagueante, me acepto y me quiero, como debe ser. La gente aplica mal lo que vendría a ser la acción de aceptarse y quererse, suelen tirar para el lado del egoísmo, del narcisismo, del egocentrismo, y eso... eso asqueroso, realmente es repulsivo, mientras escribo esto noté que estoy haciendo una mueca de asco, es que de verdad ¿por qué están todos tan egoístas? Sí, dependen de alguien, pero también se cagan en muuuuchas más personas, y yo, prefiero en este caso ser distinta, no depender de nadie, y no ser una cagada como persona. Lamentablemente salgo perdiendo la mayoría de las veces, pero bueno, da bronca, qué sé yo, viviendo y viviendo te das cuenta de un montón de cosas, la cabeza te hace ''click'' y te cae la ficha, ya no sos una presa inocente de la maldad ajena. Es imposible alejarse por completo de la gente que te contagia de eso feo que emanan, pero podés hacer algo al respecto, no sé. Estoy en eso en esta altura de mi vida. Si en algún momento llego a encontrar el remedio para los contagios de iniquidad de la gente se los paso, lo subo al blog, algo, por ahora estoy luchando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario