lunes, 9 de junio de 2014


Recuerdo un día, en tu real ficción, me disparaste en seco, 
Quise ocultarme tras mi lucidez, hasta entender tus causas. 
Y aunque a los ciegos no les cae bien que les muevan el blanco, 
Yo muy sutil en mi mejor disfraz, te disparé mi abrazo. 

Eruca Sativa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario