domingo, 6 de abril de 2014

Esa mezcla de placer y dolor, de morir constantemente

la manía de no poder callar lo que te pide la mente.

Cuatro pesos de propina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario