domingo, 16 de marzo de 2014


Aunque calculemos todo y le pongamos nombre propio 
Nuestro espíritu no lo pueden ver los microscopios.


Calle 13.

No hay comentarios:

Publicar un comentario