viernes, 14 de marzo de 2014

Algo que siento que no puedo explicar por el afán de no ser explícita, o por boluda.

Lo gris del día, la lluvia, la melancolía del aire, todo complementa esto que me está pasando adentro. Evidentemente no puedo ser luz mucho tiempo. Necesito una pausa. Llorar un poco. Seguir sonriendo después.
Pasó algo misterioso. Algo un poco mágico, me gustaría creer que lo fue. Algo me dolió. Algo que vi, algo comprobé. La canción que sonaba en tres versos me lo dijo todo. Fue exacto. 
No puedo darle continuidad al texto. Es como mi buen humor, o mi esperanza. No puedo darle continuidad a nada, soy tan así que me doy miedo. Freno. Rompo. Me rompo. Corto. Sigo. Paro.  No se entiende lo que quiero decir y no me importa. No soy misterio. Soy algo un poco básico pero también ¿retorcido? No sé por qué me duele lo que no me tendría que doler. Aunque no lo admita, estoy ilusionada con el futuro. Con mi futuro. No con nadie. Con el tiempo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario