viernes, 31 de enero de 2014

Retorno, y qué carajo hago ahora

Abrimos la puerta de la reja, posterior a ver a Díver que se moría de alegría de vernos llegar, después la principal y estaba Copito, la alcé y tuvimos un saludo fogoso, con ronroneo y cabezazo tierno. Subí, mi habitación está intacta, calurosa igual que cuando me fui, estoy bastante seguro que me recibió la misma temperatura de cuando me fui. Estar en casa me provoca varias cosas, quería volver, aunque la pasé muy bien, pero no tengo en claro qué va pasar de ahora en adelante, bueno, hay algo que sí... DIETA, urgentemente, después, hay varios problemas que solucionar, en pequeños y largos plazos, problemitas y problemotes, familiares y amistosos, y amoristicos ya no, porque ya no entiendo nada, y si yo quiero no me quieren. A ver de qué nos vamos a disfrazar ahora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario