domingo, 12 de enero de 2014

Pienso mucho en la existencia.

Otra vez me visitan nudos
en el pecho, en la garganta
el mundo se mantiene mudo
y la consciencia me espanta


en algún lugar de mí existirá un surco
que no conozco o no quiero conocer
que no veo o que no quiero ver


vivo pensando por demás
buscando explicaciones que quizás
nunca llegue a encontrar
todo en busca de una paz
todo en busca de un motivo
la razón por la que vivo
y por qué somos así de horribles
así de hermosos
hasta invisibles
u horrorosos



No hay comentarios:

Publicar un comentario