jueves, 7 de noviembre de 2013

pastelosidad amorística

Rebajarse a tal nivel
de rozar la estupidez
de negar la madurez
rebajarse otra vez

Rebajarse para qué
si todo está aclarado
no sos nada para él
y es todo este tarado.

No es amigo el inconsciente
No es amiga la ilusión
esperanzas crecientes
pensamientos sin control.

Más lo valorás
el amor es así
te subestimás
no es para mí


Sin embargo acá estoy
perdidamente enloquecida
donde quiera que vaya voy
le regalaría hasta mi vida

Te visitan las lágrimas
de la mano está el recuerdo
esas manos cálidas
despertarse del infierno
comprender que nada es eterno


No sos tan independiente
aunque lo aparentás
de él vivís pendiente
y él no te quiere más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario