sábado, 9 de noviembre de 2013

Balance anual, ay ojalá me calme.

Este año me pasa algo raro... Si hacemos un balance realmente no sé si fue bueno o malo. Claramente no sufrí como otros años, hubieron grandes risas, grandes peleas, grandes reconciliaciones, grandes borracheras, grandes ilusiones, grandes nuevas amistades, alguna que otra gran pena, pero ¿fue un gran año?
Me hace falta mucho más para llenar mi alma, y me doy asco siendo así de cursi. Algún día quizás pueda no juzgarme por ser más sensible de lo normal, porque todo lo que me rodea me genere dudas, no saber si lo que estoy haciendo está bien o mal, por no ser como mi círculo, o no sentirme de esa manera, por culparme por disfrutar ciertas cosas. Creo que me castigué mucho en el pasado y me acostumbré a eso. No es una nota artística, son mis pensamientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario