domingo, 20 de mayo de 2012

Antes, cuando el futuro parecía prometedor, y la vida era un sinfín de sueños esperanzados, el mundo tenía otro tinte, sin dudas era mucho más colorido. Antes, cuando mi rostro disfrutaba de un semblante iluso y brillaba la luz que habita -de algún lugar- en mí. Antes, ¡qué lindo sería volver al pasado!

1 comentario:

  1. Si habré pensado lo mismo...y de hecho, creo que ahora tengo por lo menos un poquiiito de ganas de volver al pasado. Pero el hoy es hoy, hay que saber vivirlo.
    Linda entrada!

    ResponderEliminar