lunes, 2 de abril de 2012

Sos una mañana pesimista, después de una pesada madrugada. Sos todos los pensamientos de mi cabeza. Sos la amargura de mirarse al espejo y no encontrar lo que se busca. Sos el amor que fracasó, que sabés que fracasó, pero las esperanzas son gratis y una dosis de tristeza no le viene nunca mal a nadie, mucho menos a mí. Sos ese dolor de cabeza después de haber tomado, siguiendo el lema ''el alcohol me hace olvidar''. Sos una flor marchita, en un lugar desierto, pero sos una flor, una flor hasta incluso sin espinas, pero una flor que duele. Sos la arrogancia, el orgullo, y la soberbia que jamás conocí. Sos esos retorcijones de estómago a la mañana, cuando a la noche tomaste un par de laxantes porque veías el mundo caerse. Sos ese mal que genera mi cabeza. El más ególatra en el mundo. Sos la prenda más vieja de todas, pero que no querés dar. Sos las comparaciones más idiotas, más lindas y más feas. Sos esa ficha que te cae después de pensar un rato en las cosas lindas de los dos. Sos esa lágrima que cae a pesar de nuestro gran intento por retenerlo. También sos la bronca que te da si llueve, y tenías que salir al aire libre. Si hace mucho calor y tenías que salir al aire libre. Sos esos cortes que te hiciste alguna vez, deprimida, dolorida porque la vida no es un lugar cómodo para personas como vos, como yo. Sos esa excusa barata que te hace reflexionar. Sos el último cigarrillo de un adicto en problemas. Sos ese sol que entra por la venta y te anuncia un nuevo día, cuando lo que menos querías era vivir ''un nuevo día''. Sos la seguridad de que no sos el mismo, que cambiaste, pero no podría decir si para bien o para mal. Sos el desastre de una habitación adolescente con problemas. Sos esa sonrisa triste , que sobreactuás fingiendo estar todo ''bien''. Sos las ganas de gritar los secretos, de mostrarse tal cual es uno . Sos esa foto ridícula que te gusta tanto. Ese pensamiento absurdo de que los demás deben hacer las cosas por uno. Sos una película vieja e interesante a la madrugada, que pudo liberar un par de lágrimas. Sos ese nudo en la garganta, esa sensación horrible en el pecho cuando nos estamos diciendo adiós.

No hay comentarios:

Publicar un comentario