sábado, 28 de abril de 2012

Un consejito para usted.

No voy hablar de motivos, solamente daré una sugerencia. Un consejo que quizás no sea lo más lúcido que tenga, pero te va dejar tranquilo. La culpa no te va molestar debido a que tu conciencia será capaz de percibir que estás en lo correcto. Si estás dispuesto a progresar, entonces es tu deber batallar. Luchar por ese sueño. No importan los impedimentos aquí, no interesa de qué se trate, sólo hay que pelear, ser perseverante y mirar siempre al frente. Perpetuamente valiente, con entereza y unas agallas de acero. Poner tu energía en esa aspiración, pero tratando de no desperdiciar tu existencia en un solo motivo ¡estoy segura que tenés mucho más que un sueño por cumplir! No es imposible, esto es realizable. Estás suficientemente capacitado para guerrear. ¡Vamos! Estás perdiendo el tiempo. Quiero que ya mismo hagas algo por alguno de tus tantos deseos, quiero que contribuyas a tu bienestar. Es posible trabajar eternamente, mejorando cada día más. Si cuento con tu disposición, entonces ambos lucharemos por esto, no estás solo. ¡A combatir! Y a ser felices, puesto que sólo engendramos sueños con el fin de una sonrisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario