miércoles, 25 de enero de 2012

No pretendo encadenarte si eso va encontra de tu voluntad. Sólo quería que me quieras un poco, un poco como yo no te quiero. Porque imposiblemente llegarías a sentir lo que yo estoy sintiendo. Este nudo horrible y asqueroso, al sentir que te me vas, que aunque me digas que no, me lo niegues muy creíblemente, yo sé que pronto no estarás. Y es difícil poder retenerte, porque quisiera hacerlo naturalmente, pero... soy una simple mortal, imperfecta y estúpida. Quizás te merezcas algo mejor, seguramente sea así, y ¡claro que está bien que así sea!, sólo que... ya siento que te extraño, que no quiero perderte, ya siento que me ahogo. Ya siento que sos todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario