lunes, 4 de julio de 2011

Trastabillar es toda la agonía, y así admitir que ya no es mía.





Hoy querés ser el mismo de ayer, y la aguja se esconde. Ya sabés que sudar es poder y el querer te responde. Simplemente es tu día para desafiar, demostrarle que hoy no te puede dañar.

La vela puerca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario