lunes, 4 de julio de 2011




La golpeó, puso un fierro en su pecho. Mató la esperanza de un hecho. Inventó un futuro deshecho. Salió así, su bravura cobarde infernal, tristemente aceptada normal.


No te va gustar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario