domingo, 12 de junio de 2011

Porque difícilmente él se atrevería a querer así, porque quizás envidiaba su naturaleza para brindar amor, tal vez era pura maldad, puede ser cobardía, el miedo a la rebelación de ella, quizás por eso la golpeó, quizás por eso mató, y quizás por eso jamás volvió a descansar en paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario