viernes, 8 de abril de 2011

Y sinceramente no cicatrizaron todas las heridas. A veces, a eso de las 18hs tu amor me hace falta, alrededor de las 22hs enloquezco. Y no me es consuela el ''lo intenté'', porque yo creí que me querías, por lo menos algo, un poquito. Y ahora me quedó tu nombre en mis labios, porque hablo de tu persona por lo menos 10 veces por días, y en la calle relaciono cada cartel, con tu nombre, tu apellido, o tu sobrenombre.

1 comentario:

  1. Por ahí, ahora pensas que es insoportable, pero tenés que saber que a pesar de que te lo hayan dicho 39458309458 de veces, el tiempo va a hacer que se curen de a poquito esas heridas.

    ResponderEliminar