jueves, 28 de abril de 2011

No tengo escudo ni coraza, todo me afecta, todo me duele, todo me pincha. Soy especialmente vulnerable a todo, y no quiero seguir así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario