lunes, 4 de abril de 2011


No es que no quiera hablarte, es siento que peso, no es que te odie, es que me dolés, no es el hecho de ignorarte, es el querer hacerme valer, no es mi soberbia, es mi verguenza. No es la maldad, es la tristeza. No es el pesimismo, es que veo todo demasiado claro, no es que no quiera, es que no me sale. No sos vos, soy yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario