domingo, 27 de marzo de 2011

No sé si será egoísimo, no sé qué será, pero el mayor castigo en este momento no es que no me ame a mí, sino que ame a otra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario