martes, 15 de marzo de 2011

Además... tu orgullo también juega en esta especie de amor. No es posible que la señoria criada con cuentos de princesas sufra por amor. Y mucho menos que el príncipe desteñido observe con exactitud la manera en que tus ojos resplandecen cuando te dirije una palabra. Porque... querés mostrarle al mundo la mentira que sos autosuficiente y si las cosas no caen del cielo vos no podés permitirte ver cómo se caen tus anillos al juntar esas sobras.

1 comentario:

  1. Gracias por pasarte :D YPor hacer qe me sienta tan identificada con tus ultimas palabras..enserio.

    "..querés mostrarle al mundo la mentira que sos autosuficiente y si las cosas no caen del cielo vos no podés permitirte ver cómo se caen tus anillos al juntar esas sobras."

    Unbeso (L)

    ResponderEliminar