lunes, 28 de febrero de 2011


A modo de catarsis voy a volcar las broncas que todavía no puedo canalizar. No importa si queda poético o no. Es una entrada distinta. Acá está lo que me jode, lo que me molesta, lo que repudio.
Me molesta el 'ojo juzgador de la gente' (no me creo un seguidor tuyo para seguir tus consejos). Odio la gente que disfraza un insulto manifestando que es una 'crítica constructiva'.

Me molesta el 'estereotipo de modelo' que hoy en día camina por una pasarela, me jode que traumen a niñas, adolescentes y hasta mujeres, buscando la felicidad por la parte física y no mental. Detesto que chicas se caguen la vida, no las odio a ellas, porque las entiendo (hasta cierto punto soy capaz de comprender) pero me duele ver más y más casos de anorexia o bulimia, eso ante todo, porque yo soy adolescente y sé que 7 de cada 10 chicas está trastornada con su cuerpo, siendo que a veces no es incorrecto el peso. Por eso odio a los que te invitan a un lugar paradisíaco calzándote un pantalón que no le va a una chica de 10 años. Haciéndote creer que la silueta de la foto, es la ideal.

Me irrita ser tan irritable. ¡Sí! Creo que a veces me enoja cosas simples, como esperar, como gente exaltada. Me fastidia la insistencia, los mentirosos complusivos (si vas a mentir, mentí UNA vez y hacelo bien, porque soy muy inocente pero me doy cuenta igual, porque mentir quizás te salga bien, quizás tengas vocación de actor/actriz pero creeme que te supero cuando creés que te creo. Si no te refuto nada es porque prefiero que termines de una vez con el cuento)
Algunas personas me aceptan así. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario