lunes, 3 de enero de 2011

Supongo que era por cuestión de piel que Gabriel no podía resistirse a Frida, ya que las actitudes no eran más que egoísmo y soberbia hasta el punto del dolor. Por otra parte Mara estaba dispuesta a dejar todo, a deshechar cualquier cosa, con tal de derrochar un segundo a su lado. Parece ser que al fin y al cabo el universo le jugó una buena pasada a Mara, esta vida, decidió pasarla junto a una persona alegre y enamorada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario