martes, 7 de diciembre de 2010


No voy a refutarte nada, tu deber nunca fue quererme. Voy a ser feliz, atravezando mareas altas, escalando montañas interminables. Porque como ya dije otras veces, esto es lo que elijo para mí, así quiero vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario