sábado, 18 de diciembre de 2010

No tengo ganas- Intoxicados.

No tengo ganas de seguir, pero tampoco tengo ganas de parar. Tendría que pensar qué me está pasando, pero es que estoy cansado de pensar.
Podría quedarme durmiendo todo el día, o podría también tratar de encontrarte, podría dejarle mi destino a la suerte y es probable que me vista y salga a buscarte.
Vengo apostando todo lo que tengo a un caballo que nunca gana, voy a tener dejar este juego, o cambiar de caballo mañana.
Es que tengo que dejar de pensar en vos, pero tengo también tantas ganas de verte. Voy a desconectarme por un rato y dejar que a mi destino lo maneje la suerte.
Podría salir a buscarte o podría quedarme durmiendo en casa, no sé bien qué es lo que quiero, pero creo que en el fondo sé que es lo que pasa.
Cuanto tiempo vengo perdiendo, hundiéndome en este agujero. Cómo extraño salir por las mañanas a fumar bajo el sol con el perro.
Muchachos: perdónenme si estoy cambiando, pero es que me pasa como la cenicienta
nada más que después de la novela checo.
Pero tiré los zapatos por la escalera, y me transformo,
me transformo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario