jueves, 23 de diciembre de 2010

Con los ojos vidriosos voy a pedirte no verte nunca más, no hablarte nunca más, no llorarte nunca más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario