lunes, 8 de noviembre de 2010


Te odio porque no puedo vivir si no te veo. Te detesto porque hiciste que te quiera como jamás imaginé.

No hay comentarios:

Publicar un comentario