jueves, 11 de noviembre de 2010


Por algún lugar me aconsejaron seguir, seguir, aun con el corazón destrozado, pero... yo no puedo seguir mintiéndome, no puedo encerrarme en mi cabeza y pensar que las cosas son hermosas, porque tengo que aceptar la cruel verdad y es que fallé cada vez que intenté.

No hay comentarios:

Publicar un comentario