lunes, 8 de noviembre de 2010


Dame una señal de que no estoy muerta aún, y que me quedan iluciones por derrochar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario