jueves, 14 de octubre de 2010

Yo puedo decir con firmeza y un tono de voz tajante que lo que termina velózmente jamás terminó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario