miércoles, 13 de octubre de 2010


Y por alguna razón cada frase comienza con tu nombre. No juzgo al amor, no creo que justamente él sea el culpable, dudo que en verdad yo te quiera como pienso...

Y por alguna razón será que te piendo a cada hora. No juzgo a mi cabeza, no creo que mi mente sea la razón

Y por alguna razón te añoro a cada paso. No juzgo a los sentimientos, tampoco me atrevo a culparlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario