jueves, 21 de octubre de 2010


Y le ruego al sol que el reloj no marque las 12:00.

No hay comentarios:

Publicar un comentario