martes, 26 de octubre de 2010


Tal vez cuando me vaya aprecies lo que siempre tuviste al alcance de tus manos pero... no puedo dejarte, no puedo hacerlo. Mis pensamientos me torturan, quiero tenerte, necesito tenerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario