domingo, 24 de octubre de 2010


Qué triste es la realidad. Qué tortuoso es darse cuenta de que lo que imaginaste como vida no es más que un cuento. Obligaciones, traiciones, dolores, y le dejamos poco tiempo al amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario