martes, 28 de septiembre de 2010


Y somos tan amigos con el corazón que no puedo engañarlo. Aún no olvido el día en que se derrumbó mi vida, aún no olvido cuando él partió a un lugar mejor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario