miércoles, 22 de septiembre de 2010


Y cada vez estoy peor, o al menos eso vivo imaginando. Me quejé tanto, no viví como verdaderamente corresponde, pero... igual, necesito volver al pasado. No existe un reloj distinto al de todos, por eso... se me ve imposible la idea de volver al pasado. Supongo que un futuro voy a querer volver al hoy, aunque... tampoco lo vivo como se supone. Qué sé yo de la vida ¿no? De la vida concretamente no sé nada pero del amor podría hablar un poco más. Sé que por lo menos hace tiempo tenía la certeza de saber que la persona de mis sueños me acompañaba, no como quería, pero de alguna u otra forma me las arreglaba como para creerme el mismo cuento que me inventé cientos de veces. Hoy, ahora ya no tengo el motor para seguir adelante, no tengo alguna secuela para demostrarme a mí misma que sí, que por lo menos algún tiempo pude aprovecharte. Cada persona se queja a su manera, cree tener problemas, pero todos, o por lo menos la gran mayoría queremos cada tanto volver al pasado. Y... ¿por qué si ese pasado también era oscuro? Nadie vive realmente la vida como corresponde, vivimos quejándonos pero... después de un tiempo sabemos que estábamos mejor antes, aunque a la vez tampoco fuimos muy alegres. Uno se va imaginando su vida catastrófica, quien sea lo más infeliz posible seguro debe estar orgulloso, es que somos así. Cada uno es infeliz a su criterio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario