domingo, 5 de septiembre de 2010


Un día me decidí a vivir feliz, tratando de que ya nadie me pisotee como hace algún tiempo. Voy a intentarlo, voy a serlo algún día. Nadie puede oponerse, soy yo contra el mundo. Es mi sonrisa contra lo que ya no importa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario