miércoles, 29 de septiembre de 2010


Te aplaudo de pie. Yo no podría ver cómo se destruye una persona por mí... no muchos tienen tu don.

No hay comentarios:

Publicar un comentario