jueves, 30 de septiembre de 2010

Corazón desechable, así es el mío para los demás. Sirve para un rato, luego... es basura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario