domingo, 29 de agosto de 2010


Ya no puedo seguir buscando donde no hay nada. No puedo seguir confiada de esa ilución de que algún día harás una relevancia ante mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario