miércoles, 11 de agosto de 2010

Soy una completa incompleta.


Nunca te tuve, pero al menos siempre estuviste conmigo. Esta vez no estás y yo decaigo cada día un poco más, tratando de que algún día una mirada nos una, pero no. La vida se empeña en negarme lo que más quiero y yo me siento incompleta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario