viernes, 6 de agosto de 2010

Soledad


No somos amigas, tampoco enemigas. Somos compañeras, me acompaña, tal vez algún día la acompañe. No somos lo que esperamos.

Me siento en un banco sola, intento pensar qué hice para tenerla, de vez en cuando da algún respiro pero los días en los que necesito a alguien es insportable. Y solo la tengo a ella, que nunca me da la espalda, ella es la soledad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario